¿Para qué sirven las compresas húmedas y frías/calientes?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Las compresas han sido usadas desde los albores de la civilización ayudando a un sinfín de personas a hallar el alivio. Por lo tanto, es de suma importancia saber en qué casos darle uso a una compresa húmeda fría y cuándo utilizar una compresa húmeda caliente. Estos conocimientos nos ayudaran a emplearla adecuadamente en alguna de las siguientes situaciones.

 

¿Cuándo se usan compresas húmedas frías?

 

Si se aplican en el cuello, su propósito es aliviar:

  • Los dolores de cabeza.
  • ¿Cuándo usar compresas frías y calientes?Mareos.
  • Zumbido de oídos.
  • Mejorar la circulación sanguínea cerebral.
  • Reducir los bochornos de la menopausia.

 

Si se aplican en el abdomen, alivian:

  • Reducen la formación de gases.
  • Reducen la inflamación intestinal, porque retardar la fermentación y putrefacción de alimentos.
  • Descongestionan el tubo digestivo.
  • Extraen el calor interno.

 

Aplicadas en otra región del cuerpo, por ejemplo a torceduras o esguinces de menos de una hora de ocurrido ésta, se nota como disminuye notablemente y muy rápido la inflamación y el dolor, aunque se recomienda mejor la aplicación de hielo localmente.

 

Recomendaciones al utilizar compresas frías

  • Las compresas frías se deben cambiar continuamente, debido a que al cumplir su función de extraer el calor, se calientan y pierden su efecto.
  • Deben humedecerse cada 10 min aproximadamente, por el tiempo de 1 a 2 horas, o cuando se sienta mejor.

 

 

¿Para qué sirven las comprensas húmedas calientes?

 

Si se aplican en el abdomen:

  • Disminuyen los dolores y cólicos intestinales.
  • Alivian dolores de la vesícula biliar.
  • Disminuye dolores de la menstruación.
  • Alivia cuadros de gastroenteritis que cursan con diarrea.

 

Si se aplican en región lumbar:

  • Alivian cólicos renales por la presencia de cálculos o infecciones.
  • Mejora contracturas musculares.
  • Alivia lumbalgias o ciática.

 

Si se ponen en la espalda alta:

  • El calor relaja los músculos.
  • Relaja el cuello que por tensión nerviosa producen dolor.

 

Para que sea efectiva la aplicación de compresas húmeda caliente debe mantener el calor de manera constante durante 15 o 20 minutos y aumentarlo por una hora o más.

Da estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)

Anuncios:

PROMOCIONADO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *