Me desagrada y no me gusta mi olor corporal

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Todos hemos pasado por momentos desagradables por nuestro olor corporal, en especial por el sudor. Pero la verdad es que el sudor es solo un mecanismo que utiliza el cuerpo para regular la temperatura corporal.

 

¿Por qué tengo mal olor corporal? y ¿Qué hacer para evitar que no me guste mi mal olor de sudor? Me siento incomoda por mi mal olor corporal

  • Falta de higiene. El aseo personal deficiente o muy espaciado puede dar lugar al mal olor corporal. Si su trabajo/actividades le hacen sudar necesita bañarse diario. Si no suda mucho o casi nada, puede bañarse un día sí y uno no. Pero más de tres días sin bañarse definitivamente le harán oler mal, aunque se aplique perfume o desodorantes. Aplíquese desodorante después del baño.
  • Usar la misma ropa sin lavar varias veces. Usar las mismas prendas sin lavar varias veces hace que huela mal porque están ya tienen impregnado suciedad y sudor que se van acumulando por los usos anteriores. Lave su ropa frecuentemente. En cuanto a la ropa interior, esta si debe cambiarse diario, esto incluye calcetines y camisetas. También es necesario que su closet o donde guarde su ropa tenga buena ventilación, para que cuando use su ropa no tengan olor a “guardado”. Evite asimismo, las prendas sintéticas y muy ajustadas que no permiten la transpiración.
  • La alimentación. Todo lo que comemos también se ve reflejado en nuestro olor corporal. Procure comer sanamente, beber agua simple y depurarse con frutas y verduras todos los días (es decir comerlas). En cuanto al ajo o la cebolla o hierbas aromáticas, éstas solo le harán olor mal si casi no las incluye en su dieta, si estas están presentes de manera frecuente no tendrá problemas.
  • No tomar agua simple (y si refresco), beber alcohol, fumar o no lavarse los dientes, son factores que también influyen en el mal olor corporal. Tome de 1.5 a 2 litros de agua al día, lávese los dientes adecuadamente, evite fumar y disminuye/evite el consumo de alcohol o refresco.
  • Otra causas pueden incluir alguna enfermedad (diabetes, enfermedades de tiroides, alteraciones en la glándula suprarrenal…) o la ingesta de ciertos medicamentos.
Da estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Anuncios:

PROMOCIONADO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *