¿Por qué los seres humanos tenemos gases y se infla el estómago?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

No es nada gratificante estar inflamado del estómago y tener muchos gases malolientes, así no conviene salir a ninguna parte no solo porque uno mismo se siente mal, sino por consideración a los demás, quizás estemos muy cerca a la gente, y ni se imaginen lo que podría pasar.

 

Cuando se nos inflama el estómago y lo que solo hay son gases (muchas veces apestosos), se nos presenta un estado muy molesto e incómodo, saber el origen de los gases estomacales nos será de utilidad para poder combatir esta situación, representada en distintas formas:Siento inflamado el estómago y tengo gases

  • Hinchazón y distensión abdominal. El gas acumulado provoca que el estómago se hinche, incluso ocasionando dolores abdominales.
  • Demasiadas ventosidades y flatulencias.
  • Ruidos abdominales provocados por el gas al moverse en el intestino.
  • En eructos que es una forma de expulsar el gas por vía oral.

 

Estoy hinchada y tengo muchos gases olorosos ¿Cuál es el origen de los gases intestinales?

Es muy importante tener clara la principal causa, que siempre puede variar en función de cada persona:

  • Los componentes de la dieta. Es sin dudas un elemento clave para controlar el problema de los gases. Esto ocurre porque la fermentación de los alimentos en el intestino causa grandes cantidades de gas. Las dietas excesivamente ricas en fibra y almidones pueden empeorar la fermentación y aumentar la producción de aire.
  • Los malos hábitos. Hablar durante la comida, comer con prisas o demasiado rápido, tragar o masticar insuficientemente la comida, fumar, etc. son causas que provocan la entrada de gas por la boca, y termina por acumularse en el intestino.
  • No comer. No comer a sus horas causa que su estómago se llene de aire. Trate de comer y no saltarse ninguna comida.
  • La forma de vida actual. Las prisas o las ansias de salir a la escuela o al trabajo, el estrés, una carga excesiva de responsabilidades, etc. afectan directamente en la acumulación de gases y su mala/difícil eliminación.
  • A nivel interno. Tener una flora intestinal debilitada o una falta de enzimas digestivas causa que se aumenten los gases.
  • Otros factores. Intolerancia a la lactosa, reflujo gastroesofágico, antibióticos, el síndrome del intestino irritable, la mala digestión, tomar mucho refresco o bebidas carbonatadas, falta de ejercicio, ausencia de agua simple, etc.

 

Mejorar los hábitos alimenticios y de vida es de gran ayuda y por si las dudas, también un chequeo médico para descartar algo que tenga que ver con los gases.

Da estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Anuncios:

PROMOCIONADO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *