Posibles complicaciones al ponerse un piercing en el ombligo

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

El principal riesgo que se puede presentar al ponerse un piercing en el ombligo es el de contraer una infección, y en el peor de los escenarios, una enfermedad como la hepatitis C o SIDA. A esto hay que sumarle, que si en un futuro ya no lo quiere y se lo quita, le quedará como un “huequito” o cicatriz muy antiestética. Es por ello, que se exhorta a pensarlo muy bien, si de verdad desea colocarse un piercing en el ombligo. De cualquier forma, si persiste en querer “lucir un piercing” en el ombligo, se recomienda lo siguiente.

 

Recomendaciones si desea ponerse un piercing en el ombligo:Enfermedades que puede causar un piercing en el ombligo

  • Buscar un lugar especializado y donde se cumplan con las normas de sanidad necesarias.
  • Verifique que todos los instrumentos que usen para colocarle su piercing estén perfectamente esterilizados. Asimismo, el procedimiento se debe llevar a cabo con guantes y material desechable
    • Nunca se coloque un piercing si está cursando alguna enfermedad, infección o tiene alguna lesión. Recuerde que la zona del ombligo es muy sensible.
    • Finalmente, siga todas las recomendaciones y cuidados que le recomienden para que se recupere de forma apropiada.

 

Nota: en caso de presentar algún tipo de irritación o complicación después de colocarse el piercing, acuda al médico para que evalué el tipo de lesión y le prescriba el mejor tratamiento. Si la complicación persiste, es probable que tenga que retirarse el piercing.

Da estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Anuncios:

PROMOCIONADO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *