¿Cómo hacer un mini spa casero?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Cuando no hay tiempo de nada por tantas ocupaciones, ni mucho menos hay tiempo de acudir a un spa, una solución es que armes tu propio spa en casa. Para esta tarea de organizar un spa casero enlistaremos las cosas que son necesarias para disfrutar las veces que quieres tu spa casero y personal.

 

Pues acá la tarea es relajar el cuerpo y recuperar o mantener su belleza y salud.

 

¿Qué necesitas para construir spa casero?

 

Lugar adecuado: El baño de tu casa y para ser más preciso la tina. Para evitar distracciones limpia y ordena cada cosa existente del baño.¿Cómo hacer un spa casero en casa?

 

Cromoterapia: El color de la naturaleza para reflejar la paz. Utiliza velas de colores, al ver los colores de las flamas es cuando hay que meditar y armonizar tu sistema hormonal, digestivo y nervioso. Relájate con el azul o el verde para la salud.

 

Aromas agradables: Obviamente los dulces aromas no pueden faltar. Es por eso que se debe contar con un lugar limpio para que te sientas bien, y para lograr un espacio agradable, utiliza difusores de aceites esenciales, inciensos de lavada, mandarina, mente y sándalo.

 

Música: Cuando te estés relajando en tu spa casero utiliza melodías suaves o aquellas que tengan sonidos de la naturaleza.

 

Tranquilidad: Si ya ha creado el ambiente adecuado, prepara tu agua entre los 30 y 36 grados centígrados. También puedes emplear sales para el baño, las cuales alivian tensiones musculares.

 

Ahora sí, disfrutar el spa: No hagas nada, durante los primeros cinco minutos, simplemente respira, relájate, siente los aromas, las velas y la música. Ya pasados esos cinco minutos date un masaje a tu piel, empezando por los pies y subiendo hasta llegar al rostro.

 

Más consejos para tu spa casero para tu cuerpo:

  • Hazte tu spa cuando menos una vez semanalmente, por la noche que es mejor.
  • Permanece en tu tina de 15 a 20 minutos.
  • Quita todo aquello que podría distraerte.
  • Respira profundamente, manteniendo por diez segundos el aire y exhalando rápido.
  • Utiliza cepillos, rodillos o esponjas.
  • Puedes si así lo deseas, disfrutar por más tiempo tu spa que el comentado anteriormente.
  • Cuando termines no hay otra cosa más que ir a la cama para dormir plácidamente.
Da estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)

Anuncios:

PROMOCIONADO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *