¿Cómo arreglar mis pies feos?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Si por las razones que sean, tus pies los consideras o los ves feos, o simplemente quieres mejorarlos, hazlo de esta manera que a continuación te compartimos, pues cualquier momento puede ser bueno para mostrarlos. Además no es necesario gastar todo un capital para lucir unos pies presentables.

 

Comienza con los dedos para arreglar unos pies feos:

  • Lo primero es la limpieza de las uñas. Utiliza un removedor de esmalte libre de acetona, rebájalas con la lima en una sola dirección hasta que queden por debajo de los dedos.Como mejorar pies feos
  • Una tina. Vierte en una tina agua tibia y leche también tibia en proporciones iguales. Pon agua de tal forma que cubra los tobillos. Agrega un poco de aceite para cutícula en cada dedo y remójalos durante 10 minutos en la tina.
  • Debes sacar un pie y con cuidado empujar la cutícula hacia atrás con un palito de naranja, repite con el otro pie. Ahora limpia un par de tijeras para la cutícula y corta el exceso de pellejito de alrededor de la uña.
  • Talla las plantas de tus pies con una lima de pies. Especialmente en tu talón y en la parte de abajo de los dedos del pie.
  • Ahora enjuaga y seca tus pies. Utiliza una crema hidratante anti-callos, también te ayudara a suavizar la resequedad de la piel.
  • Separa los dedos. Realiza una limpieza de las uñas con removedor y aplica una base anti rugosidades.
  • Puedes pintar tus uñas, eso sí debes esperar por un tiempo para hacer la aplicación.

 

Para completar la tarea de mejorar los pies, sigue estos consejos de forma permanentes:

  • Lava diariamente tus pies.
  • Aplica crema hidratante a tus pies para que no se vean resecos.
  • Evita cualquier hongo secando perfectamente cada dedo después del baño o lavado.
  • Siempre mantén hidratado los talones para evitar las grietas.
  • No prestes ni pidas cortaúñas, utiliza uno propio.
  • No abuses de los zapatos de tacón alto.
  • Únicamente usa calcetines de algodón.
  • Corta tus uñas frecuentemente.
  • Utiliza zapatos adecuados.
  • De vez en cuando masajéalos.
  • Ventila tus pies un rato quitándote tus zapatos.
  • Si tienes pies cansados y además te duelen, sumérgelos por unos instantes en agua tibia con gotas de lavanda, que hará que se relajen.
  • Utiliza este remedio contra lo duro del pie. En una cebolla partida a la mitad y con un agujero en el centro, ponle sal. Deja que repose dos horas y aplica el jugo con la ayuda de un algodón dando un ligero masaje a los pies.
Da estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)

Anuncios:

PROMOCIONADO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *