¿Por qué es importante controlar el exceso de sal en las comidas?

El sodio (sal) es indispensable para la vida, tiene varias funciones vitales como equilibrar el contenido de agua, de bases y ácidos en la sangre, así como ayudar a conducir la energía eléctrica necesaria para mover los músculos. Sin embargo, como casi todo en la vida, es dañino el consumo de sal en exceso y tiene varios efectos nocivos para la salud.

"Consumir exceso de sal empeora la hipertensión arterial y el estado de salud de las personas con problemas del corazón, riñones e hígado…"


Enlaces patrocinados:
Consecuencias de la ingesta excesiva de sal:


¿Qué dificultades puede provocar el exceso de sal en las comidas?
  • Es malo comer sal en exceso porque el riñón es el filtro del cuerpo y se encarga de limpiar la sangre, pero cuando de sal se trata es malo para eliminarla, pues cuando se consume en exceso se eleva el sodio en la sangre y aumenta la retención de líquidos, sube la presión arterial y es así que se obliga al riñón a filtrar el sodio.
  • La elevación de la presión arterial ayuda a eliminar la sal en exceso pero también agrega una carga para las arterias, que con el tiempo se dañarán y provocarán más hipertensión, también produce otras enfermedades cardiovasculares, aumentando el riesgo de infarto.
  • Además, la retención de líquidos o "hinchazón del cuerpo" producida por consumir exceso de sal empeora la hipertensión arterial y el estado de salud de las personas con problemas del corazón, riñones e hígado.

Es necesario saber cuánto sodio (sal) necesitan consumir al día, ya que tanto su exceso como su deficiencia provocan graves trastornos, principalmente neurológicos.

El aumento de sodio en la sangre se le llama hipernatremia y su disminución, hiponatremia. En caso de:

  • Hiponatremia provoca flatulencias, deshidratación, y suben los niveles de acidez en el cuerpo, lo que provoca artritis, reumatismo, neuralgias, pérdida de peso muscular y mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales.
  • Hipernatremia puede dañar los riñones e incrementar las posibilidades de hipertensión.


Cantidad de sodio recomendada al día:


  • Lactantes de 6 meses: 0.115 a 0.35 g.
  • De 6 a 12 meses: 0.25 a 0.75 g.
  • De 1 a 3 años: 0.325 a 0.975 g.
  • De 4 a 6 años: 0.45 a 1.35 g.
  • De 7 a 10 años: 0.60 a 1.80 g.
  • De 11 a 17 años: 0.90 a 2.270 g.
  • De 18 años en adelante: 1.10 a 3.30 mg.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *