¿Cómo queda la piel después de una quemadura de tercer grado?

La forma de cómo identificar quemaduras de tercer grado es que estas afectan a todas las capas de la piel, haciéndose evidente una capa carbonizada. Todo el espesor de la piel se encuentra destruido, tejido subcutánea (hipodermis) y en muchas ocasiones el músculo, pudiendo llegar incluso hasta el hueso. Las lesiones producidas por las quemaduras de primer y segundo grado son reversibles, pero las quemaduras de tercer grado destruyen irreversiblemente las zonas afectadas.

Llame inmediatamente a una ambulancia.

Enlaces patrocinados:
¿Qué debemos hacer en caso de quemaduras de tercer grado?


  • Si la víctima está ardiendo, apague el fuego cubriendo con una manta, una alfombra o un abrigo. De ser necesario, haga rodar a la víctima sobre el suelo para apagar las llamas.
  • ¿Cómo es una quemadura de tercer grado?
  • Una vez que deje de arder, quite la ropa al quemado respetando los trozos de ropa adheridos a la piel. Corte las prendas con unas tijeras o un cuchillo y en caso de no tener ningún objeto cortante, rasgue las prendas con mucho cuidado para no despegar las zonas que han quedado adheridas a la piel. Envuelva las zonas quemadas en telas limpias.
  • Cubra a la víctima con una sábana limpia y tápelo con una manta para evitar se enfríe.
  • Si se puede, dele agua (a base de 1 litro de agua mezclado con media cucharadita de bicarbonato y una cucharadita de sal). Dele a pequeños sorbos y a intervalos regulares para recuperar la pérdida de líquidos.
  • Si las quemaduras están en la cara no se administre nada, ya que pueden estar dañadas las vías respiratorias.
  • De cualquier forma, lo mejor será trasladar la victima con toda rapidez a un servicio de urgencia u hospital en posición sentado.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *