¿Qué pasa si no cuidamos nuestro sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es aquel que protege al organismo frente a los gérmenes patógenos y otros cueros extraños. El debilitamiento del sistema se debe a que es expuesto a situaciones de estrés, mala alimentación, exposición a diversas temperaturas o infecciones por distintos factores… cuando este llega a fallar o estar débil, provoca disturbios y posibilidades de contraer enfermedades que podrían en el peor de los casos hasta causar la muerte, de modo que tenemos que tomar medidas para que el sistema inmunológico funcione adecuadamente y evitar las consecuencias de no cuidarlo. Entonces veamos ¿qué pasaría si no cuidamos nuestro sistema inmunológico?

"El constante y adecuado cuidado de nuestro sistema inmunológico debe ser una prioridad para todos, ya que si este se encuentra débil, somos propensos a enfermarnos más fácilmente"


Enlaces patrocinados:
¿Qué sucede cuando no cuidamos nuestro sistema inmunológico y no funciona correctamente?


¿Cuál es la forma correcta de cuidar el sistema inmunológico?
  • Deja de crear células inmunológicas o se reproducen incorrectamente.
  • Causa mala respuesta en las defensas provocando aumentar la enfermedad, es decir, tenemos más probabilidades de enfermarnos.
  • Se crean células cancerosas.
  • Las infecciones patógenas suelen expandirse en todo el cuerpo u órganos.
  • La sanación de las infecciones se vuelve muy lenta.
  • Surgen alergias que no solías tener con hinchazón o lagrimeo, ya que las células inmunológicas no reconocen ciertas comidas, ataca pensando que son agentes patogénicos.
  • Dejan de existir un balance hormonal en nuestro cuerpo.
  • Mueren miles de bacterias buenas en el cuerpo.
  • Ocurre inflamación en el cuerpo, estrés, cansancio, tos aguda, falta de sueño, provoca obesidad…
  • La médula ósea deja de producir los glóbulos blancos, haciéndote propenso al SIDA u alguna otra enfermedad grave.

¿Cuál es la forma correcta de cuidar el sistema inmunológico?


  • Realiza una alimentación adecuada y saludable.
  • Realizar un alto consumo de frutas y verduras. Así como de proteínas y carbohidratos en su justa medida.
  • Consumir de 2 a 3 litros de agua simple por día.
  • No someterse a constante estrés.
  • Dormir de 7 a 8 horas diarias.
  • Realizar ejercicio constante, de 3 a 5 días por semana permitirá aumentar las defensas.
  • Disminuir o eliminar comidas enlatadas o chatarras, con colorantes, saborizantes, azucares…
  • Mantener un buen ánimo para poder mantener estimulado el sistema inmunológico.

El constante y adecuado cuidado de nuestro sistema inmunológico debe ser una prioridad para todos, ya que si este se encuentra débil, somos propensos a enfermarnos más fácilmente, desde algo simple a algo más grave.
De modo que te recomendamos mantener una adecuada dieta y constante ejercicio para mantener un sistema inmune perfecto, que te ayude a percatarte y proteger tu cuerpo de muchas enfermedades.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *