¿En qué afecta a nuestro organismo si tomamos refresco muy a menudo?

El consumo de refrescos y nuestra salud son un tema polémico, en especial si se toman a diario. Los refrescos son bebidas que contienen una elevada cantidad de azúcar, colorantes, carbonato, y otras sustancias que a la larga resultan tóxicas para el organismo. Veamos en que nos puede afectar a mediano y a largo plazo tomar mucho refresco.

"Beber refresco en exceso ayuda a engordar, aumentar el riesgo de diabetes y enfermedades cardiacas…"


Enlaces patrocinados:
¿Cuáles son las secuelas del consumo frecuente a mediano y a largo plazo del refresco en la salud del ser humano?


¿Cómo influye el consumo de refresco en la salud?Es cierto que son envasados higiénicamente y constituyen una buena manera de vencer la sed, pero aportan demasiada azúcar (aproximadamente 6 cucharadas por botella chica), azúcar que deberá almacenarse en nuestro organismo. Estos refrescos, bebidos en forma moderada proporcionan un placer que ningún argumento científico puede destruir. Sin embargo, consumidos en exceso:
  • Favorece el gusto por el azúcar y multiplican las caries.
  • El gas que contienen afecta la mucosa intestinal, produciendo una hipersecreción de jugos gástricos.
  • Tomar mucho refresco y muy poca o nada de agua puede ocasionar problemas renales.
  • Beber refresco en exceso ayuda a engordar, aumentar el riesgo de diabetes y enfermedades cardiacas.
  • El sodio que contienen estos refrescos produce una mayor cantidad de sed, lo que hace que el organismo solicite una mayor cantidad de refresco.
  • Mucho refresco favorece la posibilidad de padecer osteoporosis.
  • Incrementa la posibilidad de sufrir hipertensión.
  • Tomar refrescos, ya sean de dieta o normal, puede ocasionar una deficiencia de vitamina B6, que es la encargada de metabolizar carbohidratos y proteínas, esto se debe al gas que trae agregado.
  • Las altas dosis de ácido fosfórico, que contienen los refrescos, puede causar irritación en la piel y en las membranas mucosas, así como interferir en absorción del calcio, debilitando de esta manera los huesos.
  • Asimismo la mezcla de este acido con azúcar refinada dificulta del mismo modo el aprovechamiento del hierro, lo que puede generar anemia o favorecer infecciones.
  • Otros problemas que ocasionan los refrescos es que afecta de gran forma la economía de sus bolsillos.


Si de plano no puede dejar el refresco, lo mejor será que lo consuma en cantidades moderadas y que no se olvide de tomar agua simple diario.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *