Porque donar sangre es donar vida ¿Por qué debemos donar sangre?

Si te preguntas el porqué es importante donar sangre, es por qué se necesita reabastecer de sangre a los heridos que corren el riesgo de morir desangrados. En los hospitales aumenta cada día más la necesidad de sangre humana fresca para realizar las transfusiones que pueden prolongar la existencia e incluso salvar vidas humanas. Asimismo por varias enfermedades, como la leucemia. Recuerda que donar sangre ayuda a salvar vidas.

Enlaces patrocinados:
Edad en la que se puede donar sangre:


¿Para qué sirve la donación de sangre?
  • Todas las personas, entre los veintiuno y los sesenta años, están en capacidad de dar su sangre.


¿Cada cuánto tiempo se puede donar sangre?


  • No más de una vez cada tres meses.

Otros datos:


  • Antes de donar se realizan exámenes para asegurarse, en lo posible, de que la sangre no resulte dañosa para el donador y que la sangre que se da, no lleve enfermedades que podrían ser transmitidas al que reciba la transfusión.
  • La sangre del donador debe pertenecer al mismo grupo sanguíneo que la del receptor, ya que cada individuo tiene un tipo de sangre que rechaza la sangre de tipo distinto.
  • Las transfusiones de sangre son indispensables, no solamente en los casos de hemorragias agudas, sino también en los casos de coagulopatía (alteración del poder de coagulación de la sangre) y en los de anemia.
  • También es necesario realizar una rápida transfusión en los casos en los que la sangre del enfermo se encuentra en condición tan mala que requiere una sustitución completa. Ese es el caso de la hemólisis, es decir, cuando se produce la rotura de los glóbulos rojos con la consecuente dispersión de la hemoglobina. Hay veces en que eso ocurre precisamente como consecuencia de una transfusión que se haya efectuado sin tener en cuenta la compatibilidad sanguínea entre el donador y el receptor, con lo que el remedio es peor que la enfermedad.
  • Pero esos acontecimientos son casi siempre improbables, ya que los estudios para determinar los grupos sanguíneos han progresado enormemente y han logrado éxitos que nos permiten confiar enteramente en ellos. Fue precisamente la incompatibilidad de los grupos sanguíneos la que retrasó durante largo tiempo la difusión de las transfusiones en la práctica común y corriente.
  • La sangre se recoge en recipientes de vidrio o de plástico y, gracias al agregado del anticoagulante de citrato de sodio, se puede conservar ahí durante largo tiempo. Es interesante hacer notar que los glóbulos rojos, sin plasma, se pueden mantener intactos durante años, cuando se les coagula a baja temperatura con cierta cantidad de glicerina.
  • En casos especiales, la introducción de la sangre puede hacerse por vía intraarterial, o en el canal medular de algunos huesos (tibia, esternón).


Para todo aquel que pueda dar su sangre, es un deber moral hacerlo. Se trata de un deber hacia la sociedad y hacia nuestros semejantes. Y es tan evidente su trascendencia, que resulta superfluo subrayarla.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *