¿Es malo apretar los dientes? ¿Por qué me dan ganas de apretar los dientes?

El apretar los dientes es un hábito inconsciente que solemos tener las personas de manera inconsciente, usualmente lo hacemos durante la noche, a este hábito se le denomina bruxismo, también consiste en rechinar los dientes, pero que se puede saber sobre este problema, cuáles serán las causas de apretar los dientes o bruxismo.

Enlaces patrocinados:
¿Qué se debe saber sobre apretar los dientes o bruxismo? ¿Por qué me dan ganas de apretar los dientes?


Apretar los dientes o bruxismo
  • El apretar los dientes o bruxismo como lo conocen los dentistas, es un hábito involuntario que se suele tener principalmente durante las noches cuando dormimos.
  • El apretar los dientes durante la noche es especialmente una causa debida a la carga de estrés.
  • El bruxismo suele ser también de día, pero se produce en situaciones de tensión psíquica o de concentración extrema.
  • El bruxismo puede generarse también en personas que tienen brackets, ya que el constante movimiento que se tiene en los dientes provoca tensión.
  • El bruxismo afecta a la mandíbula mucho más que masticar, ya que el masticar se hace con una menor fuerza.
  • El apretar muy fuerte las mandíbulas provoca los colmillos e incisivos se limen, volviendo lisas las superficies de masticado.
  • El apretar los dientes muy fuerte provoca, perdida de pequeñas partes de los dientes y también su forma original.
  • El apretar los dientes provoca que los dientes se vuelven más sensibles al frío y al calor.
  • El apretar los dientes en el peor de los casos provoca que se pueden perder dientes enteros.
  • El apretar los dientes, daña las articulaciones maxilares.
  • El apretar los dientes, daña también a los músculos de masticación y a los propios dientes.
  • El apretar los dientes provoca, tensiones en la zona de la cabeza y el cuello así como dolor de cara y dolor de cabeza.
  • El apretar los dientes es provocado también por problemas ortopédicos que provocan posiciones incorrectas.
  • El bruxismo no es una enfermedad psíquica o enfermedad grave.

"Es un hábito involuntario que se suele tener principalmente durante las noches cuando dormimos"


El bruxismo se puede controlar más no curar con unas férulas sintéticas que puede elaborar tu odontólogo, estas ayudarán a proteger y evitar el desgaste de los dientes.

Te recomendamos el evitar tensiones que provoquen que aprietes tus dientes o rechines de manera excesiva, ya que el hacer esta práctica constante tiene consecuencias de malestar, tanto para tus dientes, mandíbula, cabeza y cuello.

Si te encuentras en este caso, acude con tu dentista para que pueda ayudarte con un tratamiento de férulas y no tengas más consecuencias severas como la perdida de dientes y dolor de cabeza.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *