No me gusta mostrar mis pies Quiero tener unos pies bonitos

Creo que todas deseamos tener unos pies bonitos por tantas razones, prácticamente todo es importante en la mujer. Si piensas que tienes unos pies de aspecto desagradable y que no quieres ni mostrarlos mucho ni poco, entonces estos antiguos (y tan vigentes) secretos te ayudaran a lograr tener unos pies hermosos.

Enlaces patrocinados:
No me gustan mis pies - Secretos para tener pies bonitos:


Unos pies hermosos
  • Llena un recipiente con agua tibia y ponle un poco de champú o de tu gel de baño favorito o si lo prefieres, algunas gotas de aceite para baño. Sumerge tus pies durante unos 10 minutos para que se suavice la piel.
  • Quítales el exceso de agua y aún húmedos, frótalos con una piedra pómez para eliminar las asperezas, pon especial atención a los talones. Ojo, no trates de quitar todas las asperezas de una sola vez porque se puede lastimar, verás que si eres constante, en unas cuantas semanas desaparecerán. En el caso de los callos, dales el mismo tratamiento y de preferencia, úntales un poco de ajo machacado después de usar la piedra pómez. Esto evitará que el callo se vuelva a formar.
  • Enjuaga los pies, sécalos y date un rico masaje con una crema súper humectante.
  • Enrolla un algodón en un palito de naranjo y suavemente, empuja las cutículas hacia atrás.
  • Corta tus uñas de forma recta (para evitar las uñas enterradas) y dales forma con una lima de cartón.
  • Coloca tu pie en un separador de dedos, o en tu defecto pon bolitas de algodón entre los dedos para evitar que se le junten y se manche. Aplica una capa de base para que tus uñas no se pongan amarillas.
  • Ahora, date dos capas de su barniz favorito. Espera un minuto entre una capa y otra para evitar que se le formen burbujas al barniz. Termina con una capa de brillo y listo.

Más consejos para el embellecimiento de tus pies:


  • Usa el calzado adecuado: Así tus pies estarán cómodos, transpirarán libremente y te lo agradecerán luciendo bellos y acariciables.
  • Uñas enterradas: Si padeces de este problema, lo mejor es que vayas a un podiatra para que corte el pedazo de uña que se te enterró, porque si lo haces tú misma, corres el riesgo de lastimarte y de provocar una infección.
  • Descansa tus pies. Cuando regreses a casa cambia de zapatos y utiliza algo muy cómodo y relajante, además tus pies podrán respirar mejor.
  • Combate el mal olor. Puedes usar cremas contra el pie de atleta que venden en las farmacias, también el jugo de limón funciona muy bien si lo aplicas directamente continuamente.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *