Alimentos que molestan al hígado No son recomendables

El hígado es un órgano fundamental en nuestro cuerpo, ya que este se encarga de tres funciones vitales una de ellas es recoger todas las toxinas en nuestro cuerpo y eliminarlas, también tiene la función de llevar a cabo un buen metabolismo produciendo bilis, por último y no menos importante es un contenedor de energía con vitaminas y azucares que están a nuestra disposición, pero para mantener su buen funcionamiento, necesitamos evitar ciertos alimentos que dañan nuestro hígado, en especial si te han diagnosticado hígado graso, a continuación una lista de cuales son.

Enlaces patrocinados:
Alimentos malos para el hígado:


  • Comida grasosa.
  • Carne roja.
  • Papas fritas o a la francesa.
  • Tacos de carnitas.
  • Alimentos No recomendados para el hígado
  • La yema de los huevos de gallina.
  • Mayonesa Comercial.
  • Mantequilla.
  • Margarina.
  • Leche en polvo entera.
  • La piel del pollo.
  • Pollo frito.
  • Milanesas empanizadas.
  • Salchipapas.
  • Cangrejos.
  • Los nachos con queso.
  • El chicharrón.
  • Perritos calientes o hot dog.
  • Queso roquefort.
  • Salchichas frescas.
  • Jamón cocido.
  • Pizzas.
  • Hamburguesas.
  • Comida picante.
  • El mole poblano.
  • Chorizo.
  • Burritos.
  • Queso crema.
  • Salsas enlatadas.
  • Maruchan.
  • Salsas picantes.
  • Tortitas de papa.
  • Nuggets de pollo.
  • Cereales azucarados.
  • Dulces de todo tipo.
  • El consumo de alcohol, bebidas gaseosas.
  • Chocolate blanco.
  • Mermeladas.
  • Helados condimentados.
  • Pasteles de todo tipo.
  • Tomate frito.
  • Donas glaseadas.
  • Azúcar de mesa.

Existen varios alimentos que dañan el buen desempeño de nuestro hígado, por lo regular son las comidas rápidas hechas a base de muchas grasas y quimicos, también la comida empanizada, la comida muy condimentada, la comida picante, aquella que contiene altos grados de colesterol y la comida dulce. Lo recomendable es no eliminar este tipo de alimentos pero si evitar el consumo excesivo, realiza comidas balanceadas y de vez en cuando podrás darte el lujo de comer cualquier tipo de comida que se te antoje, con la confianza de que tu hígado la pasara bien.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *