¿Qué puedes hacer para que tu corazón funcione bien?

Cuidar el corazón es cuidar nuestra vida, por ello es bueno saber que se puede hacer para que el corazón funcione bien, que acciones tomar para proteger el corazón, o que hacer para no sufrir del corazón, pregúntate que debemos hacer para mantener nuestro corazón sano o cómo podemos mantener sano nuestro corazón. Debemos cuidar nuestro corazón porque es el órgano principal del aparato circulatorio, este órgano muscular autocontrolado trabaja como una bomba logrando que la sangre circule inagotablemente por todo nuestro sistema circulatorio.

Enlaces patrocinados:
Formas de mantener sano el corazón ¿Qué se puede hacer para que el corazón funcione bien?


Las acciones para proteger el corazón, para tener un buen corazón y para no sufrir del corazón son las siguientes:
Acciones para proteger el corazón
  • Lleva a cabo una alimentación cardiosaludable, equilibrada y variada: consume frutas (de todo tipo), verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales y lácteos desnatados. Modera la sal y el alcohol.
  • Trata de evitar el estrés. Las tensiones emocionales son peligrosas para el corazón. El estrés perjudica un estilo de vida cardiosaludable.
  • Haz 30 minutos de ejercicio todos los días. Opta por el ejercicio que más se adapta a su condición física: caminar, bailar, correr, actividades al aire libre. Pero el caso es que te ¡muevas!
  • Revisa tu colesterol y glucosa. Para que este controlada, sigue una dieta sana y haz ejercicio. Si tras un análisis en ayunas tus cifras están por encima de 190 mg/dl de colesterol y 110 mg/dl de glucosa, consulta con un especialista.
  • No fumes. Aun fumando poco se multiplica el riesgo de sufrir ataques cardiacos o cerebrales. Así sí que por el bien de tu salud deja este horrible hábito.
  • Supervisa la grasa acumulada, sobre todo la del abdomen, es una amenaza seria para el corazón. El perímetro de la mujer debe ser menor a 88 cm.; en los hombres de 102 cm.
  • Controla tu peso. Mide tu índice de masa corporal (IMC): divide tu peso en kilos entre tu altura en metros elevada al cuadrado. Si el resultado es mayor de 25 kg/m2 se considera sobrepeso. Más de 30 kg/m2 es obesidad.
  • Mide tu tensión arterial. Si es una persona sana verifique anualmente que su tensión sea inferior a 140/90 mm Hg.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *