Regaliz, cebolla o te de orégano para el catarro

Los catarros nasales tienen una larga tradición en la historia de la humanidad. Su causa se le atribuye principalmente al frío, sus síntomas pueden ser:

  • Ardor de nariz
  • Abundancia de estornudos
  • Obstrucciones nasales
  • Lagrimeo
  • Dolor de cabeza
  • Segregaciones serosas en los oídos

"Un té de jengibre con miel y limón resulta una gran opción. Tome 3 tazas al día…"


Enlaces patrocinados:
Algunos remedios caseros para combatir el catarro son los siguientes:


¿Cómo hacer para que se te vaya el catarro?
  • Para poder estornudar y despejar la nariz es aconsejable una pizca de puntas florecidas de orégano, que se pican hasta convertirlas en polvo, y se aspiran un poco. También hace estornudar la flor de laurel rosa, que se reduce a polvo y se inhala. De igual forma, para la congestión nasal se puede tratar con una mezcla de sal y agua, pon unas gotas en cada orificio nasal.
  • Una infusión que consiste en una pizca de eucalipto, una pizca de escabiosa, un puñadito de saúco. Combínese bien a partes iguales y póngase una cucharada por taza de infusión. Deben tomarse varias al día.
  • Es favorable estar acostado, bien arropado en frazadas y sudar cuantiosamente.
  • También es eficaz una decocción de una pizca de borraja seca en un cuarto de litro de agua hirviente. Tome tres tazas al día.
  • Un té de jengibre con miel y limón resulta una gran opción. Tome 3 tazas al día.
  • Tome té de ajo. Para prepararlo simplemente ponga en un litro de agua 3 dientes de ajo, deje hervir 5 minutos, retire del fuego, tape y deje entibiar. Cuele y tome 2-3 tazas al día.
  • Un jarabe muy efectivo es el de cebolla. Para ello, se hierven durante tres horas, 300 gramos de miel; 700 gramos de azúcar y un kilo de cebollas frescas, para un litro de agua. Se enfría y se pasa todo por el cernedor. Luego, se vierte el jarabe en un frasco. Se toman cuatro cucharaditas al día.
  • De la misma manera, continuando con la cebolla, puede prepararse la siguiente composición: se toman 100 gramos de cebollas peladas, que se echan en una botella de litro, y se añaden 100 gramos de miel. Se cubre todo con vino blanco de calidad. Se deja macerar dos semanas. Luego se filtra y se toman tres cucharadas durante el día.
  • Igualmente puede recurrir a un puñado de regaliz picado en un litro de agua. Se deja macerar un día entero, se filtra y se agrega un poco de azúcar. Luego, se pone a fuego lento hasta conseguir un jarabe espeso.
  • Son convenientes las vaporizaciones. Cuando hierva el agua se le echan puñaditos de eucalipto, tomillo y manzanilla. Retire el agua, póngala en un recipiente, cúbrase con una toalla e inhale el vapor.
  • Asimismo, puede tomar un vaso de agua caliente con miel y limón, ayuda a aliviar la irritación e infección de la garganta.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *