Tipos de fibra alimentaria: fibra soluble e insoluble

La fibra es un elemento indispensable para la salud digestiva y el bienestar general. Según la estructura química y el efecto que produce en el organismo, se han clasificado en dos tipos de fibra: insoluble y soluble. Veamos en que alimentos se encuentran y cuáles son los beneficios de la fibra soluble e insoluble.

Enlaces patrocinados:
La fibra soluble:


  • Auxilia en el control de los niveles de glucosa en sangre, disminuye el colesterol, estimula el crecimiento de flora intestinal benéfica y ayuda a controlar la presión sanguínea.
  • Diferencia entre fibra dietética soluble e insoluble
  • La fibra soluble se encuentra en legumbres, algunos cereales (avena y cebada), verduras y frutas (zanahoria, judías secas y cítricos).


La fibra insoluble:


  • Es un componente no digerible de la fibra presente en la parte externa de las frutas y las verduras, así como en los productos de centeno y trigo integrales. Evita el estreñimiento y las hemorroides y mejora el tránsito intestinal.
  • La fibra insoluble se encuentra en verduras, salvado de trigo, otros derivados de granos enteros como cereales y panes integrales, nueces, frutas y vegetales con semillas y piel.

En resumen la fibra:


  • Evita el estreñimiento por lo que facilita el tránsito intestinal.
  • Aumenta la sensación de saciedad.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades como el cáncer de colon, la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol.
  • Absorbe los nutrientes.
Así que, para qué disfrute de una vida sana por medio de su alimentación diaria, se aconseja que su dieta sea rica en fibras; pero recuerde beber como de 1.5 a 2 litros de agua diarios para evitar algún tipo de obstrucción intestinal.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *