¿Qué cura el limón con miel? ¿Para qué sirve el jugo de limón con miel de abeja?

El limón y la miel son dos grandes ingredientes llenos de propiedades buenas por separado. El limón tiene muchas propiedades curativas, entre ellas conocemos que nos protege de los resfriados, ayuda a mantener limpia la piel, es bueno para las heridas, y hasta nos ayuda a combatir el cáncer. La miel por su lado también tiene propiedades curativas, sabemos que es buena para cuidar de nuestro corazón, para mantener bella nuestra piel y también es buena para tratar los resfriados comunes y la gripe.

Ahora si por separados son ingredientes llenos de beneficios para cuidar de nuestra salud, imaginen todo lo que pueden hacer los dos juntos en nuestro cuerpo con todas esas propiedades que tiene cada uno.

Enlaces patrocinados:
Beneficios y propiedades curativas del limón con miel de abeja


¿Qué hace y qué cura el limón con miel?
¿Qué hace el limón con miel?
  • Cura enfermedades respiratorias. Mezclar el jugo del limón con miel crea un jarabe potente para combatir bacterias y microorganismos que causan enfermedades como la gripe, tos, los resfriados, el asma, el dolor de garganta, etc.
  • Gastritis, reflujo ácido y úlceras. Tomar un vaso de agua con dos cucharadas de jugo de limón y una cucharada de miel, ayuda a regular el pH del cuerpo y elimina la acidez estomacal, aliviando enfermedades estomacales como la gastritis y las úlceras.
  • Sana heridas y picaduras de insectos. La miel y el limón tienen propiedades antisépticas por lo que aplicar una mezcla de ellos ayuda a sanar y cicatrizar heridas y picaduras de insectos.
  • Estreñimiento. La miel y el limón tienen propiedades laxantes por lo que tomar un vaso de agua tibia con limón y miel en ayunas, nos ayuda a activar los intestinos mejorando su funcionamiento, además de que de paso ayudamos a limpiar nuestro hígado.
  • Cáncer. La miel y el limón son potentes antioxidantes por lo que los dos ayudan a desinflamar tumores y a contrarrestar el cáncer, además de que juntos ayudan a evitar la metástasis. Un vaso de agua con limón y miel diario en ayunas es suficiente para ayudarte a prevenir y curar el cáncer.
  • Una piel bella. Un vaso de agua con el jugo de un limón y una cucharada de miel en ayunas son perfectos para ayudar a tener o mejorar la apariencia de la piel.

El limón y la miel también pueden ser útiles en casos de insomnio, estrés, artritis, ayuda a subir las defensas, mejorar la circulación, combatir el colesterol malo, desintoxicar el cuerpo…etc.

Ahora que ya conoces todas las propiedades del limón y la miel, anímate a consumirlos juntos para prevenir y combatir estas enfermedades, y recuerda llevar una dieta sana y balanceada porque de eso también depende el estado de la salud.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *