¿Qué pasa si se come carne de caballo?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

La carne de caballo es más roja y tiene un sabor dulce, aquí en nuestro país no está prohibida su venta, aunque no es tan común y no se suele encontrar tan fácil en las carnicerías. De esta carne se dicen muchas cosas, tanto que si es dañina como si es nutritiva.

 

Así que, se puede encontrar tanto comentarios favorables como comentarios que desaprueban su consumo. Aquí únicamente nos centraremos en tratar este tipo de carne como lo que es: carne, y por consiguiente contiene propiedades nutritivas.

 

¿Qué pasa si como carne de caballo?  ¿La carne de caballo es apta para el consumo humano?

Es apta la carne de caballo

La carne de caballo resulta una buena opción siempre y cuando el caballo haya sido destinado para consumo humano y no sean caballos viejos, enfermos o que hayan sido de carreras (pues a ellos les suelen inyectar muchos químicos). Por lo tanto, la carne de caballo no es mala en sí, ni dañina, pues a lo largo de la historia mucha gente la ha comido y eso no quiere decir que murieron o se enfermaron, actualmente se sigue comiendo la carne de caballo y por lo regular es más barata que la de res y la de cerdo.

 

Algunas propiedades de la carne de caballo:

  • Es rica en proteínas de calidad.
  • Es baja en grasas.
  • Contiene minerales como el zinc, hierro, fosforo, magnesio, potasio y sodio.
    • El zinc: fortalece el sistema inmunológico, es bueno para uñas, cabello y piel, participa en el metabolismo de carbohidratos y lípidos, promueve la cicatrización de heridas…
    • El hierro: es necesario para la sangre ya que lleva el oxígeno a los tejidos, evita la fatiga física y mental, evita el dolor de cabeza, mareo y la debilidad, fortalece el sistema inmunológico, ayuda al crecimiento…
    • Fósforo: junto con el calcio juega un papel muy importante en el mantenimiento de huesos y dientes, forma parte de las membranas celulares y neurotransmisores, ayuda a formar tejido muscular, previene los calambres, participa en casi todos los procesos metabólicos como en el energético…
    • Magnesio: regula la actividad neuromuscular y participa en la transmisión de los impulsos nerviosos, ayuda en el correcto funcionamiento del corazón, combate la depresión el estrés, los calambres y el mareo…
    • Potasio: ayuda a mantener la salud y buen funcionamiento del corazón, músculos, sistema nervioso y los riñones, es diurético (ayuda a prevenir la retención de líquidos y edemas), mejora la hipertensión, mantiene el equilibrio de líquidos en el organismo, previene los calambres musculares…
    • Sodio: permite la absorción de nutrientes, regula el ritmo cardiaco, junto con el potasio equilibra los líquidos en el cuerpo, participa en la conducción de los impulsos nerviosos…
  • Es rica en vitaminas de complejo B (B1, B2, B3, B6 y B12).
  • Contiene 68 mg de colesterol y alrededor de 150 calorías por cada 100 gramos de carne.
  • Es de fácil digestión.
  • Aconsejable para mujeres embarazadas, deportistas y niños.

 

Si compra carne de caballo, solo asegúrese que ha pasado por los procesos sanitarios requeridos para su venta, fuera de ello es una carne sana y saludable.

 

Finalmente, usted tiene la ultima palabra en cuanto a que si la consume o no.

Da estrellas:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)

Anuncios:

PROMOCIONADO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *