Jugo de limón, zanahoria, cebolla y miel de abeja para amigdalitis

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas; que puede ser causada por una infección vírica, aunque también puede deberse a una infección por estreptococos.

Algunos de sus síntomas son:
Lo mejor para la amigdalitis

  • Dolor de garganta.
  • Dificultad en la deglución.
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre alta.

No obstante, las propiedades medicinales de la miel, el limón y la cebolla, pueden ser muy útiles para desinflamar las amígdalas. Se preparan de la siguiente forma.

Enlaces patrocinados:
Jugo de limón, zanahoria, cebolla y miel para la amigdalitis


Ingredientes:
• ¼ de vaso de jugo de limón.
• ½ vaso de jugo de zanahoria.
• 1 cucharada de jugo de cebolla.
• 1 cucharada de miel.

¿Cómo preparar y tomar?
• Licúe bien todos los ingredientes.
• Tome el jugo 2 veces al día por una semana.

Cebolla y azúcar para amigdalitis


La cebolla constituye un gran remedio natural contra la amigdalitis, ello se debe a su poder antiinflamatorio y antiinfeccioso.

Ingredientes:
• 1 cebolla.
• 2 cucharadas soperas de azúcar negra.

¿Cómo preparar y aplicar?
• Licúe la cebolla, colóquela en un recipiente y agregue el azúcar.
• Deje reposar.
• Tome una cucharada del jugo resultante cada media hora.

Miel y limón para amigdalitis


Ingredientes:
• El jugo de medio limón.
• Una cucharada de miel de abeja.

¿Cómo preparar y tomar?
• Mezcle el limón con la cucharada de miel.
• Tome esta dosis cada tres horas, hasta que desaparezcan las molestias.

Si las molestias persisten, sería bueno consultar un médico.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *